Que sucede si desaparece la Selva del Amazonas

Los bosques tropicales o selvas amazónicas son conocidos como los pulmones de la Tierra

Sus diversas capas de vegetación, que son hábitats de miles de plantas y animales, producen cantidades enormes de oxigeno que permiten al mundo respirar y absorber el dióxido de carbono. Sin embargo, estos espacios están muriendo. Y con ellos, nosotros.

La selva amazónica es la selva tropical más extensa del mundo, con más de un millón de hectáreas y formada por varios países, como Colombia, Ecuador, Brasil, Venezuela y Perú. Este enorme y fascinante espacio es hogar de más de diez millones de especies. Sí, ¡diez millones! Mientras en Europa hay unas 600 especies de mariposas, por ejemplo, en tan solo un parque natural de Perú se pueden encontrar unas 1300.

Algunas de estas especies son pájaros como el tucán o el colibrí, reptiles como la boa constrictor o el dragón de Komodo, anfibios como la rana de árbol, insectos como la tarántula, mamíferos como el delfín del amazonas, el oso hormiguero, los chimpancés, el perezoso o el murciélago de la fruta, y miles de especies distintas de flores y plantas medicinales.

Está claro que son fascinantes, llenos de vida y de color, pero desgraciadamente, como nuestros océanos, son espacios que se encuentran en peligro.

La lista de factores que motiva la deforestación Amazónica, poniendo en peligro el ecosistema de la selva incluye…

  • Talado comercial:
    La tala de arboles tropicales para exportación – caoba, teca, etc – asi como otros arboles utilizados en la fabricación de muebles viene seguida de otras industrias relativas al uso de madera como materia prima – aglomerado y cartón, por ejemplo.A esta lista se añade la industria papelera, que requiere una masiva cantidad de arboles para la elaboración de pasta papelera.

    Para satisfacer la creciente demanda mundial esta industria requiere de la quema de extensiones cada vez mas grandes de la selva Amazónica, y replantarla con arboles cuya madera es apta para la elaboración de pasta papelera.

  • Cría de Ganado:
    Los rancheros requieren de mas pasturas para apacentar su ganado. Se estima que para criar un buey se requieren dos acres de terreno.
    La selva Amazónica cubre 1.2 billones de acres, de los cuales 200.000 resultan quemados diariamente, en la alarmante proporción de mas de un acre por segundo.
    Las tierras de pastura se degradan rápidamente dado el bajo nivel de gradientes que naturalmente posee el suelo Amazónico y la sobrecría de cabezas de ganado. De esta manera, los rancheros requieren de una superficie mayor de suelo Amazónico para satisfacer sus necesidades de continuar el ciclo reproductivo.
  • Cultivo:
    Se estima en menos del 10% la proporción de suelo Amazónico apto para cultivo tradicional. Su natural bajo nivel de gradientes motiva que la tierra se extinga luego de tres o cuatro cosechas consecutivas, así como por la carencia de practicas de cultivo sustentables.
    Como consecuencia de ello los rancheros avanzan cada vez mas en el interior de la Amazonia en búsqueda de tierras vírgenes.
    El cultivo practicado en mayor escala es el de soja.
  • Construcción de Carreteras:
    Desde la década de los 70s se han construído mas de 9.000 millas de caminos en la selva Amazónica, poniendo en peligro no solo el habitat natural de plantas y animales sino también la vida misma y supervivencia de tribus nativas.
  • Presas Hidroeléctricas:
    Los diques o presas hidroeléctricas poseen un impacto negativo sobre la vida salvaje local, afectando a los peces migratorios tanto como la sobrevivencia del delfin rosado Amazónico, por ejemplo.
    Su construcción amenaza al medio ambiente y el ciclo de reproducción de plantas y animales.
  • Mineria:
    La fiebre de oro en Brasil comenzón en la década de los 80s, con el descubrimiento de ese metal en Sierra Pelada, atrayendo unos 250.000 mineros en búsqueda de riqueza rápida y dispuestos a vivir y trabajar en condiciones infra-humanas.
    Las practicas de la industria minera requieren liberar toneladas de mercurio sobre el medio ambiente, causando daño irreparable a los cursos de agua, vegetación y animales.

Con estas acciones estamos consiguiendo que se pierdan los hábitats de millones de especies, que muchos animales estén en peligro y se queden sin hogar, que algunas especies resulten heridas a causa de los incendios provocados…

Este estado de la selva amazónica también implica peligro para nosotros como especie, ya que a medida que avanza la deforestación, también lo hace el cambio climático, pues faltan cada vez más árboles para absorber el excesivo dióxido de carbono de la atmósfera. Y, al mismo tiempo, los efectos del cambio climático se hacen visibles en sequías y agravación de incendios. Y todo esto sin entrar en el tema de derechos humanos y justicia social que está perjudicando directamente a las distintas culturas y sociedades indígenas.

SobreJosé Díaz

Estoy aquí para ayudarte y ayudar a cualquier persona a encontrar lo que busca. Contacta conmigo

Deja un comentario