Novedades

¡Bienvenidos a Yancce!

 

Hola soy Eduardo González. En mis ratos libres me dedico a publicar artículos y a aprender todo sobre las nuevas tecnologías. Te invito a unirte a mi equipo, ¿¿te animas??

CREAR CUENTA DE AFILIADO

Servicios Premium (Coaching online, hosting multidominio wordpress, correo corporativo Yancce, gestor listas de correo, chat online, tracking de visitas, sala de conferencias, conexión automática con redes sociales)

Al completar el formulario podrás elegir el plan que mejor se ajuste a tus necesidades.

Aquí está lo que buscabas

Te invitamos a participar

Simbología de Yancce

A la hora de elegir un logo, es necesario reflejar el mensaje que se quiere transmitir.

Esa imagen representativa de la empresa, o sitio web, será una referencia para quien entra en contacto con la misma.

Por ese motivo, es necesario hacer un desglose de que interpretación una persona percibe al estar frente al logo.

Una primera impresión que queda grabada desde el primer contacto y es útil para recordar la identidad de la marca.

Analizando mas a fondo la simbología, a titulo personal, es posible descifrar la existencia de un mensaje implícito en la elección del logo.

Cuando se eligen figuras o formas sin mensaje escrito, normalmente se quiere transmitir una idea o concepto de forma gráfica y eso, en la época contemporánea, significa mucho.

Si se desconoce el mismo nombre, podemos interpretar que, a primera vista, desde lo visual, el conjunto de forma, es una gran Y, lo cual es aceptable para el común de las personas que aún no conocen a la empresa y, como máximo, habrán escuchado el nombre alguna vez.

Pero, si la persona ingresa a Yancce, el concepto de la marca cambia hacia una descripción más amplia.

Profundizando en la interpretación, se puede percibir a dos figuras de diferente color unidas por un extremo.

Usando la imaginación, y observando detenidamente el logo, es posible interpretar que puede tratarse de dos personas unidas, o, manos unidas, si así se lo quiere llamar.

Las dos figuras, similares en forma, pero de diferente color, pueden ser el reflejo de dos personas diferentes, pero con la capacidad de comunicarse entre sí.

De este modo, todas las personas tienen lugar para participar en el buscador.

Yancce tiene una gran comunidad de usuarios, así que es posible verlo de esa forma.

Se refleja la integración de personas de diferentes regiones geográficas, culturas y hábitos.

La unidad mínima de ambas figuras por un extremo, representarían a la capacidad de ayuda mutua entre los usuarios independientemente de su origen.

Si observamos la forma de las imágenes, podemos deducir que se trata de arte contemporáneo: aquí lo que más importa es la esencia de la figura más que detalles exhaustivos.

Plantear las imágenes de esa forma, y como se vinculan brindan la sensación de unidad, pero a la vez de libertad.

Es como decir, te doy una mano, pero eres libre de hacer lo que quieras. También se puede interpretar como la libertad de la persona para permanecer en este espacio, recibiendo contenido de buena calidad.

Esa apreciación, similar a una persona que te da una mano, es similar a la idea que plantea Yancce, un espacio donde sea posible encontrar contenido de valor que beneficie a la comunidad que la integra.

Un espacio que es mucho mas que un buscador, donde de verdad se piensa en quienes son parte del equipo, sumando contenido útil para todos.


    Música de Julio Iglesias para aumentar la producción de las gallinas

    Diferentes estudios científicos han probado que las vacas con música producen más leche.

    Desde entonces el hilo musical, o una simple radio, han pasado a formar parte del mobiliario de cuadras y establos en Galicia.

    En las nuevas instalaciones del Centro de Selección Genética Avícola Friol I, de la empresa Coren, se han propuesto desestresar a sus gallinas utilizando el mismo método.

    Y para hacerlo se han decantado por el rey de la música ligera, Julio Iglesias.

    La confesión se la ha realizado el consejero delegado del Grupo Coren, Manuel Gómez Franqueira, al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que hoy ha visitado las instalaciones de un centro que contará con la última tecnología para aumentar la productividad y adaptarse a la variedad de mercados a los que llega la empresa.

    En su discurso, Gómez Franqueira explicó, por ejemplo, que en Japón les gustan las pechugas de pollo de grandes dimensiones por lo que mediante modificaciones genéticas intentarán que pase a suponer del 25% al 35% del peso de las aves.

    En China, sin embargo, la mayor demanda es la de las patas de gallina. La mitad de la producción del centro que acogerá a 50.000 reproductoras y ha diez machos por cada hembra, se destinará a la exportación. Para adecuarse a cada mercado las instalaciones se han sumado a la industria 4.0.

    Durante su intervención, Feijóo aseguró que Coren pretende con su nuevo centro productivo “fortalecer la producción avícola” con vistas al mercado exterior, “con selección genética y cruces”.

    El presidente autonómico animó al resto de la la industria agroalimentaria gallega “seguir creciendo desde Galicia apostando por la digitalización, la diversificación de mercados y la internacionalización”.

    En el 2001 psicólogos de la Universidad de Leicester, en Inglaterra, realizaban un estudio para determinar qué tipo de música preferían las vacas. La Sinfonía Pastoral de Beethoven y la canción Bridge Over Troubled Water (Puente sobre Aguas Turbulentas) de Simon & Garfunkel fueron los grandes éxitos en productividad lechera.

     


    La Ciencia de Vivir Mejor

    ¡Únete a la familia!

    Bienvenido a una oportunidad de mercadeo en red que combina productos de alta calidad respaldados por la ciencia, capacitación, apoyo de clase mundial y un generoso Plan de Compensación.

    Consultor Independiente

    Bienestar y un exitoso negocio, sustentado en una línea de productos que ha beneficiado a miles de personas, mediante el desarrollo de un equipo de personas que harán lo mismo que tú.

    Cliente

    Adquiere en línea los productos de alta calidad para el bienestar y cuidado de la piel, respaldados por la ciencia Immunotec. Conviértete en un “Cliente preferencial” y recibe un 25% de descuento en todas tus compras, acceso a ofertas especiales y la opción de suscribirte a nuestro programa mensual de descuentos.

    Más información


    Soja ‘made in Spain’ para una dieta saludable

    sojaLa soja se ha convertido en un alimento de referencia para el cuidado de la salud gracias a sus múltiples propiedades: es la única legumbre que contiene isoflavonas en cantidades relevantes (su consumo previene algunas patologías), presume de un contenido muy bajo en grasas saturadas (ayuda, entre otras cosas, a mantener a raya el colesterol) y su principal componente son las proteínas, que cumplen un papel esencial en el organismo.

    Hace ya más de una década, este producto vegetal dejó de ser un desconocido que sólo se podía encontrar en herbolarios o en tiendas de dietética. Ahora cualquier supermercado o restaurante en España ofrece un catálogo de alimentos y platos con la soja como protagonista, pero sólo hay un grupo que siembra esta leguminosa en España: prácticamente el 100% de la soja con destino humano que se produce en nuestro país procede de cultivos de Calidad Pascual, que realiza contratos directos con agricultores y cooperativas españolas.

    Son líderes en el sector de las bebidas vegetales de soja y han conseguido popularizar este alimento. Así, más de 1,5 millones de españoles consumen su marca Vivesoy, lanzada en 2002 y con una cuota de mercado del 31,1%. Suman ya 12 referencias de este producto: gama Natural (Original, Ligera, etc.), Sabores (chocolate, vainilla, avellana, etc) y bebida de zumos (naranja, melocotón, etc.).

    «Generalmente se pueden conseguir condiciones económicas más favorables fuera, porque los costes de producción son más bajos que aquí, pero Calidad Pascual ha apostado, desde sus orígenes, por el sector primario y por el cultivo nacional», explica Pablo Redondo, Agro Category manager de la firma.

    Pero no sólo establecen acuerdos con sus proveedores, sino que trabajan e invierten en diferentes campos de ensayo con el objetivo de obtener cada vez mejores variedades de esta haba y garantizar la rentabilidad y sostenibilidad de sus agricultores, que son asesorados por un equipo de ingenieros especialistas. «Buscamos amor por el campo, profesionalidad, preocupación por la sostenibilidad y afán de mejora, como por ejemplo la utilización de sistemas de riego modernos que optimicen el agua, maquinaria apropiada que permita ahorrar recursos y energía…», cuenta Redondo.

    Un trabajo que ha vuelto a implantar en nuestro país la cultura del cultivo de soja, perdida en los 80. «Muchos piensan que no se puede sembrar esta leguminosa en España, y eso no es así. Nos remitimos a los resultados que estamos obteniendo. De hecho, estamos bastante por encima de la producción media por hectárea del resto de países», asegura. La marca cuenta con campos repartidos por varias provincias de Castilla y León, Extremadura, Gerona y Lérida.

    Para explicar este proceso desde la siembra y hasta que la soja llega a su carrito de la compra, SELLO ESPAÑA ha sido testigo de cada uno de los pasos de producción de Calidad Pascual. El recorrido empieza en Arabayona de Mógica (Salamanca), en un día clave: el de la recogida de la cosecha.

    Las vainas se transportan hasta una instalación de recepción, limpia y acondicionamiento en los Villares de la Reina, a pocos kilómetros de Salamanca. La firma trabaja con diferentes centros de este tipo, en función de la localización de cada cultivo. El objetivo es separar la parte que no sirve: destríos, palos, trozos de vaina…

    En este paso es crucial seguir un protocolo exhaustivo, ya que en este centro también se trabaja con otras materias primas. Por ello, antes de que la soja entre en el circuito de limpia hay que borrar cualquier rastro de otros productos.

    «Además de aire a presión, se meten 3.000 kilos de habas de soja para que arrastren a su paso los restos que hayan podido quedar de otras materias primas. Así evitamos cualquier contaminación», relata Redondo. Otra de las preocupaciones principales de Calidad Pascual es la generación de residuos: la cifra debe ser igual a cero en todos los pasos de producción. Por ello, a todo lo que sobra le dan salida como alimentación animal, entre otras cosas.

    La soja que llega a este punto es señalada con el número de lote y cosecha, el nombre del agricultor, la variedad… «Se mete el producto en sacas y se le pone una etiqueta de control de trazabilidad para que pueda ser trasladada a fábrica. Desde la siembra hasta el brik final, los controles de calidad son continuos para ofrecer una garantía alimentaria total».

    Además, todos los cultivos de la marca están libres de OMG (organismos modificados genéticamente), factor más importante que la diferencia de la soja utilizada para consumo animal.

    Una vez las sacas están llenas y marcadas, se cargan en un camión cuyo viaje finaliza en la insignia por excelencia del grupo burgalés: su complejo industrial en Aranda de Duero. A su recepción -llegan al día 20.000 kilos de habas de soja, 5.000 toneladas al año-, entra en acción el departamento de calidad, que certifica que está todo en orden. Tras la confirmación, el haba vuelve a pasar por un proceso de limpia en el que también experimenta un tratamiento de temperatura para la eliminación de cascarillas.

    El resultado se traslada a la planta de extracción, donde se obtiene una base de soja sobre la que trabajar para producir las diversas variedades de producto. En este complejo arandino se extraen 100.000 litros de base de soja al día, unos 6.000 litros a la hora.

    Esta área se estructura en tres turnos, con 40 personas en cada uno. En la plantilla figuran un jefe de operaciones, un coordinador de mantenimiento, un responsable de calidad y un ingeniero de procesos, además de un equipo de especialistas que ayuda en su mantenimiento.

    «En la primera fase, un molino trocea el haba para generar una pasta, a la que se le aplica un tratamiento a 90 grados. Después se efectúa una decantación y nos quedamos con la parte líquida. Por último, la desactivación: consiste en eliminar las enzimas y mejorar así el sabor de la base de soja, que se enfría y se deposita en silos de almacenamiento», cuenta Olimpo Varela, jefe de operaciones de Soja de Calidad Pascual.

    Al terminar la mezcla se inicia un tratamiento térmico en función de la referencia Vivesoy que se vaya a fabricar y se traslada a un tanque estéril. Después pasa a la zona de envasado , empaquetado y paletizado.

    Con la planta a pleno rendimiento, la capacidad de producción es de 480.000 litros al día entre los 12 productos de la marca. En todas las etapas se cogen muestras para certificar la calidad, desde la materia prima hasta el momento en el que se expide el brik. «La última inspección es en el laboratorio de esterilidad, donde se realizan análisis específicos antes de liberar el producto para su comercialización. Si no cumple con los parámetros, queda retenido», asegura María del Carmen Rodríguez Cano, responsable de Calidad de Soja de Calidad Pascual.

    La producción termina el ciclo en la plataforma logística, alimentada por dos sistemas de carga automáticos capaces de llenar cuatro camiones al mismo tiempo. Así, el producto viaja por toda España, llegando casi al 100% de los supermercados e hipermercados, sin olvidar el comercio tradicional y la hostelería.

    Una ‘cocina’ de ideas

    ¿Cuál es la mejor forma de consumir soja? Para responder a esta pregunta, entre otras, trabaja el centro de innovación de Calidad Pascual, que rompe con la rutina de la fábrica arandina. Aquí el ajetreo productivo se queda atrás y las probetas son las protagonistas. Además de asegurarse de que la materia prima que llega cumple con los estándares de calidad, investigan cómo ampliar el universo de consumidores de esta leguminosa y desarrollan productos atractivos y saludables, según el mercado al que se destine.

    En esta zona se cocinan las ideas analizadas en márketing. A partir de ahí, la ciencia es la encargada de decidir si acompañar la soja con zumo, cacao… Así, el gran cometido de este departamento de I+D+i es el de la mejora organoléptica. «Aquí no hay una cultura centenaria al respecto, al menos no como en el caso de otros productos cuyos sabores tenemos muy caracterizados», alega Daniel Reñé Bañeres, jefe de Proyectos de Soja de Calidad Pascual.

    «En España nos gusta lo bueno de la soja, sus proteínas vegetales… Son cualidades que tenemos interiorizadas y que demandamos, pero no nos acaba de convencer su sabor, queremos algo neutro. En China, por ejemplo, ocurre lo contrario, así que tenemos una variedad concreta para ese país», cuenta.

    Una de las novedades ha sido el lanzamiento de soja especial para baristas.«Se trata de una variedad que, mezclada con el café, conserva su aroma y sabor», revela el profesional. Un trabajo exhaustivo para conseguir formar parte de la dieta de los consumidores españoles.


    ¡Si yo pude, tú puedes!

    Mi experiencia dentro de Yancce, publicar en los grupos, hacer amigos que buscan lo mismo, ha resultado un crecimiento personal y crecimiento en el uso de las redes sociales.

    Finalmente siento que es una opción inteligente, para sumar ingresos y sumar esfuerzos en equipo.

    Nada es imposible y lo que he aprendido es que si lo intento luego me siento mejor aunque no salga como yo esperaba. Recuerdo las veces que ni lo intenté y me quedé mirando como otros lo hacían. Eso sólo me deja una sensación de vacío.

    Hoy puedo ver lo que he logrado y todo lo conseguí sin pensar que sería capaz de hacer tantas cosas. Siento una gran satisfacción al poder compartir mi experiencia por este medio.

    Te invito a vivir una experiencia maravillosa.

    ¡Si yo pude, tú puedes!